Autoaprendizaje de los trabajadores

Desde el inicio de la pandemia, el mundo ha experimentado grandes cambios en la forma de trabajar, de colaborar y en las herramientas y tecnologías utilizadas a diario. Y lo más sorprendente es que la gente ha seguido siendo productiva al tiempo que soportaba enormes cambios y sufría el aumento de estrés en su vida. Si nos preguntamos qué es lo que hicimos en mitad de tanto cambio, la respuesta es clara ¡Aprender! De hecho, durante el periodo de pandemia, la modalidad que más se potenció fue el autoaprendizaje.

Desde los primeros días de la pandemia, se pudo apreciar un aumento significativo de la cantidad de personas que se formaban online de manera autodidacta con el fin de conseguir habilidades nuevas con las que adaptarse. De este modo, durante la pandemia comenzó a estar presente el autoaprendizaje.

El incremento del teletrabajo y de otros lugares para trabajar en los últimos tiempos ha acelerado la adopción del autoaprendizaje online. Quienes dieron valor a los cursos online y apostaron por la tecnología aumentaron su productividad al adquirir nuevas habilidades en muchas más áreas.

El poder del autoaprendizaje y la formación

El tiempo medio del trabajo online triplica al de hace un año. En ciertas regiones, como Asia, el autoaprendizaje online se quintuplicó.

Las empresas prestan cada vez más atención a las habilidades de su plantilla, sobre todo a medida que aumentan las preocupaciones por la pérdida de crecimiento debido a la ampliación de posibles brechas en habilidades. Ya se refiera a especialidades técnicas con las que contribuir a la investigación y al desarrollo o a áreas más generales, las empresas buscan el futuro de las habilidades necesarias para guiar las iniciativas empresariales.

Autoaprendizaje - La importancia de reciclar las habilidades de los trabajadores
Aprender y adquirir nuevas habilidades es fundamental para que los trabajadores de hoy en día se desenvuelvan correctamente en sus puestos

La involucración de los empleados en su propio autoaprendizaje es esencial

El futuro próximo requerirá un enfoque nuevo donde primará el aprendizaje eficiente de nuevas capacidades. Es necesario conocer qué habilidades pueden desarrollar las personas en los equipos para darles un nuevo uso. Las inteligencia artificial sobre habilidades modernas, al contar con información sobre el lugar en el que se encuentra quien estudia, pueden ayudar a conectarlos a bibliotecas etiquetadas con habilidades. Esto es posible a través de procesadores del lenguaje natural muy potentes, descripciones y otros metadatos.

Que los usuarios se involucren en su propio autoaprendizaje es esencial

Se considera importante que los recursos de desarrollo que se van a necesitar encajen mejor entre sí, pero eso solo representa una parte de la ecuación. También hay que involucrar a los usuarios. Hay que conseguir que puedan desarrollar el aprendizaje como un hábito y aplicar el desarrollo al trabajo.

  • Tengamos en cuenta que la mayoría de sistemas se desarrollan para facilitar el aprendizaje vertical.
  • A continuación, se añade la funcionalidad autodirigida.

Preparar a la plantilla para el futuro del trabajo requerirá capacidades verticales, ascendentes y descendentes sólidas con las que desarrollar con efectividad las habilidades.

El autoaprendizaje es fundamental para ayudar en la adquisición de nuevas habilidades
La involucración de los propios trabajadores en su propio autoaprendizaje es esencial

Una era nueva para la práctica

Quienes aprenden sopesan los gastos y los beneficios, igual que hacen cuando toman otras decisiones. Es verdad que algunos de los trabajadores que estudian se motivan por el mero hecho de aprender. Sin embargo, para nuestro objetivo de forjar habilidades, el aprendizaje precisa estar directamente conectado a pruebas o prácticas.

  • Porque la capacidad de actuar sigue siendo la regla de oro para evaluar a la competencia.
  • Permite desbloquear oportunidades con las nuevas capacidades adquiridas.
  • Las habilidades no se sustituyen por la automatización.

Las habilidades no emergen solas, pero las habilidades necesarias para llevar a cabo las tareas nuevas, sí. Los conjuntos de habilidades necesarias para realizar tareas y los conjuntos de tareas se combinan en una posición.

Poner en práctica las habilidades aprendidas durante el proceso de autoaprendizaje es esencial
Es fundamental poner en práctica las habilidades estudiadas

La práctica resulta la piedra angular de cualquier viaje por la formación. El objetivo es el de proporcionar y desarrollar un cumplimiento visible y tangible. Además, también contribuye a estructurar el recorrido del aprendizaje al alinear el contenido progresivo para crear habilidades y el conocimiento necesario para crear capacidades.

Aprender trabajando

Si queremos que quienes estudian se comprometan a diario con el desarrollo, debemos llevar el aprendizaje allí donde trabajan.

Cuidado con la irrelevancia del contenido

Es importante aprender trabajando. Lamentablemente, en muchos casos esto se ha traducido en mandar notificaciones a quienes quieren aprender en sitios nuevos como Slack o Teams. Uno de los principales problemas se refiere a la incorrección o a la irrelevancia del contenido (por ejemplo, más tarde tendré tiempo de dedicarme a la formación, así que silencio esta notificación). El contenido puede llegar a interrumpir el flujo de trabajo.

El autoaprendizaje se debe basar en ofrecer contenido de calida
¡Cuidado! El contenido debe interesar al trabajador para que aprenda adecuadamente

El contenido del aprendizaje debe acompañar al contexto

El auténtico aprendizaje durante el trabajo debe mostrar complicidad con el contexto. Por ejemplo, el contenido que me llega al buzón de entrada debería ser relevante y estar relacionado con lo que necesito.

La flexibilidad es fundamental

El autoaprendizaje durante el trabajo también debe ser conciso e ir al grano. Debería basarse en lo que estoy haciendo y tener relación con el lugar y con el momento en el que lo desempeño. Puedo volver más tarde, cuando disponga de más tiempo para prestar atención al aprendizaje de trabajo. Un sistema también debe mostrar complicidad con las necesidades de quienes aprenden. Digamos que, en función del tipo de aprendizaje que buscan, pueden indagar en lo que les interesa y desarrollar más.

Modernización de la estrategia de contenido

El diseño educativo ha crecido y madurado a lo largo de un amplio periodo de tiempo y ha proporcionado un gran desarrollo durante años de trabajo y prestación de servicios. No obstante, los departamentos de trabajo y prestación de servicios deben descubrir la manera de negociar los gustos y preferencias de quienes aprenden hoy 

Las empresas deben mantener el contenido de la formación actualizado
Si los materiales no se actualizan, el trabajador no se va a mantener actualizado adecuadamente

Los materiales destinados a formación y autoaprendizaje deben actualizarse

El contenido obtenido en la web se ha vuelto más común en las tecnologías de aprendizaje porque algunos temas de desarrollo avanzan demasiado rápido para que el proceso de diseños educativos siga el ritmo. Piensa en toda la tecnología puntera como la IA, los macrodatos, el conocimiento profundo y otros. Cuando un diseñador vaya a terminar un curso en uno de estos temas, deberá actualizarse.

Si falta este contenido, quienes aprenden lo buscarán en otra parte, lejos de la supervisión de la empresa. Se puede decir que los profesionales de RR.HH. querrán saber quién desarrolla de forma activa los conjuntos de habilidades emergentes para que la empresa pueda sacarles buen partido cuando lo necesite.

Quizás existe la oportunidad de reconciliar las estructuras formales del diseño educativo y del contenido obtenido en la web. Hay temas, habilidades y tareas básicas que seguirán resultando claves a medida que evoluciona la economía de las habilidades:

  • Comunicación.
  • Liderazgo.
  • Narración.
  • Desarrollo de casos empresariales.
El autoaprendizaje fomenta el fortalecimiento de ciertas habilidades
Habilidades como la comunicación, el liderazgo, la narración y el desarrollo de casos empresariales siguen siendo claves.

El diseño educativo se considera clave en estas áreas. De esta forma se garantiza la unicidad de la empresa y que lleguen a la marca más alta de sus resultados. Pero también puede ser un error aprovechar las pausas de cualquier contenido sin diseño formal.

¿Y qué hay de las bibliotecas de contenido?

Las bibliotecas de contenido que se han seleccionado, actualizado y recibido el apoyo de un equipo de estudio suponen un punto medio importante. Algunos pueden personalizar su formación conforme a su empresa y sus iniciativas. Pero no te equivoques, comprar una biblioteca grande no cubre tus bases, incluso para las áreas de los temas que evolucionan con rapidez. Haz preguntas importantes respecto a la forma de actualizar el contenido. Parte de este contenido se ha actualizado ligeramente y no cumple con las necesidades de quienes aprenden.

La conclusión consiste en que los profesionales del diseño educativo deben considerar con esmero la forma de trabajar con el panorama cambiante de la era de la información. Aunque importa adherirse a la mejor forma de trabajar en lo que podamos, inclinar demasiado lejos el péndulo para excluir contenido de valor también puede significar perder alguna oportunidad para conocer lo que quieren o necesitan quienes estudian.

Es fundamental tener en cuenta las diversas formas de trabajar durante el autoaprendizaje
Los profesionales de diseño instructivo tienen que tener en cuenta la forma de trabajar con el panorama cambiante de la era de la información

El motivo de estos criterios

Ha cambiado el motivo por el que necesitamos que los empleados se desarrollen. El enfoque vertical centrado en el cumplimiento sigue manteniendo su posición. Sin embargo, quizás el valor potencial del trabajo y la prestación de servicios que puede aportar a las empresas a prueba de futuro es hoy mayor que nunca. Necesitamos proporcionar la formación apropiada en el lugar y momento apropiados. Mantener siempre la colaboración cercana con quien aprende es fundamental si queremos ser conscientes de este potencial.

Lo más básico de estos criterios no representa ninguna novedad. Cuando se dispone de mejor contenido guiado por IA, se puede ofrecer formación más eficaz y en línea con las necesidades. También lo conseguimos con un enfoque de contenido más flexible. Aprender trabajando y la práctica estructurada aportan contenido in situ allá donde se puede aplicar de forma más directa. Gracias a los desarrollos en tecnología, hay una oportunidad apasionante tanto para los profesionales como para quienes quieren aprender a crear un valor nuevo desarrollando estrategias para el futuro.

Incentivos para fomentar el autoaprendizaje

Descubre algunos ejemplos de clientes de Cornerstone que incentivan a sus equipos para que experimenten un desarrollo profesional.

  • Clif Bar experimentó un incremento del 198 % en horas de formación autodidactas cuando el equipo de trabajo y prestación de servicios ofreció contenido relevante. «La formación online que Clif Bar ofreció a sus empleados supuso recursos fundamentales para enfrentarse a la pandemia de la COVID-19. También les proporcionó una manera nueva de mantener viva su cultura interna y la conexión del equipo, incluso teletrabajando. Incentivamos la autonomía de los empleados y sus esfuerzos por aprender de forma autodidacta. “Queremos que sean dueños de su desarrollo», comentaba Brandon Hodges, especialista de aprendizaje y desarrollo en Clif Bar. Lee el estudio de caso aquí.
  • BNP Paribas vivió un incremento del 235 % en la solicitud de formación autodidacta de 2019 a 2020. Audrey Matton es dirigente del proyecto de soluciones, desarrollo y servicio de aprendizaje en el BNP Paribas SA en Bruselas. Afirmaba que «como empresa mundial, nos complace ser capaces de introducir y recomendar soluciones de aprendizaje innovadoras y comprobadas a nuestra variada plantilla de las distintas entidades empresariales“.