Cómo crear una cultura de aprendizaje en la empresa

Es posible que hayas detectado que, de un tiempo a esta parte, las conversaciones sobre incidentes importantes han incluido el aprendizaje como parte de la solución. Ahora es más necesario que nunca crear una cultura de aprendizaje en nuestros lugares de trabajo, porque solo así podremos adoptar nuevas mentalidades, comportamientos y habilidades que hagan que los lugares de trabajo sean inclusivos. Y quién mejor que los expertos en formación para liderar esta tarea dentro de sus organizaciones.

Ha habido innumerables artículos que tratan el tema de la formación dentro de la jornada laboral. Como profesionales de los RR.HH. debemos aprovechar esta oportunidad y desarrollar una estrategia de aprendizaje para nuestros empleados. Sin duda es un desafío que debeos llevar a cabo.

Para crear una buena cultura de aprendizaje, hay que salirse del camino

Es cierto que los programas de formación que se creaban para las organizaciones eran complejos, lo que traducía en una desmotivación y falta de interés en nuestros empleados para formarse y adquirir nuevas habilidades. Una vez detectado el problema, y con la tecnología a nuestro servicio, debemos centrarnos en crear programas de aprendizaje intuitivos y sencillos.

Los programas de formación no deben basarse en la teoría del aprendizaje, sino en implementaciones prácticas para los empleados. Recuerda que la formación genera confianza entre los empleados, por lo tanto, es necesario crear programas que tengan en cuenta a tus empleados y se centren en sus necesidades.

Programas de aprendizaje adaptados a cada individuo
Necesitamos que el contenido del aprendizaje esté bien estructurado, que aporte a los equipos y que sea útil para cada individuo

Por mucho que nos guste la idea de que las personas están motivadas para aprender porque se les dice que lo hagan, o incluso porque lo esperan como parte de sus trabajos, necesitamos hacer que el contenido sea relevante para ellas. El contenido de nuestros programas de formación debe permitir que cada empleado encuentre significado a lo que estudia y vincule las ideas presentadas con un contexto real.

Para crear una cultura de aprendizaje, debemos apostar por el aprendizaje sencillo. Necesitamos darnos cuenta de que no generamos valor creando programas sin más; sino que debemos ayudar a las personas a que alcancen sus objetivos personales y profesionales. Debemos ayudarles a crecer y a que se formen de manera rápida y efectiva para que puedan reaccionar de forma ágil ante los cambios. De esta forma lograremos tener profesionales cualificados que harán que nuestra organización sea competitiva en cualquier situación.

Mantén el contenido actualizado

El contenido para el aprendizaje ya no es lo que solía. Los enfoques de aprendizaje modernos se están convirtiendo rápidamente en la norma.

Hay contenido formativo en todas partes, desde una búsqueda rápida en Google hasta un video de YouTube de tres minutos o un webinar. Según Google hay 500 millones de vistas de contenido relacionado con el aprendizaje y un millón de videos formativos compartidos en YouTube todos los días. Por ello, debemos ayudar a nuestros equipos ofreciéndoles el mejor contenido que se alinee con nuestros objetivos. Esto significa garantizar que el contenido en el que invertimos sea de alta calidad, atractivo y fácil de consumir. No podemos olvidarnos de que estamos ofertando contenido a una población sofisticada de consumidores que sabe buscar lo que necesita donde lo necesita.

Favorecer la cultura del aprendizaje a través de los contenidos
El contenido está cada vez más al alcance de todo el mundo. Por ello es imprescindible organizarlo para que se pueda encontrar de manera sencilla y enfocada al usuario que lo necesite

Una forma de asegurarte de que estás creando un contenido moderno es usar un proceso moderno. Implementa un entorno ágil que haya sido probado y validado. En lugar de sobrecargar la arquitectura de otro programa de formación, crea un tipo de contenido breve que pueda ajustarse después de la implementación. El objetivo aquí es la velocidad. Identifica un producto viable, impleméntalo e incorpora ciclos de retroalimentación, así como ciclos de revisión para mejorarlo sobre la marcha.

Ofrece a las personas el aprendizaje que esperan

El contenido virtual es un referente. Debemos adaptarnos, entender esos formatos y utilizarlos para crear contenido atractivo y fomentar una cultura de aprendizaje.

Los empleados quieren aprender. Esta es nuestra oportunidad de ayudarlos a prosperar y crecer. Concentrémonos en crear una cultura de aprendizaje que fomente una mentalidad de crecimiento.