Competencias de los empleados

Las empresas adoptan nuevas tecnologías como la inteligencia artificial o el machine learning para avanzar en la digitalización de sus procesos. Sin embargo, ¿sabes de qué manera impactan en tus trabajadores?, ¿están motivados?, ¿preocupados?, ¿preparados? Entender cómo se siente tu plantilla resulta fundamental para avanzar en el camino hacia la digitalización.

Para facilitar la transición de los empleados a esos proyectos de transformación digital, las empresas deben optar por los programas de aprendizaje de nuevas competencias. Es necesario seguir invirtiendo tiempo y energía en aprender y en adaptarse a los puestos emergentes.

Si deseamos que los equipos acepten de buen grado las nuevas iniciativas tecnológicas es preciso ofrecerles oportunidades de reciclaje. Es importante asegurarse de que saben cómo mejorarán sus carreras profesionales con estas actualizaciones.

Ofrece formación para que tus empleados aprendan competencias nuevas

Existe un estudio del Centro sobre educación y empleados de la Universidad de Georgetown que se titula «Workplace Basics: The Competencies Employers Want» (traducido como “Principios básicos en el lugar de trabajo: las competencias que desean los empresarios“). Este estudio nos revela que la mayoría de las habilidades necesarias en el mercado laboral incluyen:

  • La comunicación.
  • El trabajo en equipo.
  • Las ventas y la atención al cliente.
  • El liderazgo.
  • La capacidad de resolver problemas.

Estas competencias no solo benefician a los empleados, sino a las empresas también.

Debes simplificar el aprendizaje para animar a que los trabajadores se comprometan a aprender habilidades nuevas. Esto significa que tendrás que conseguir que se pueda acceder al aprendizaje durante el trabajo, en vez de ofrecerlo en una plataforma separada o como parte de un curso intensivo. Esta última opción requiere mucho tiempo y debe realizarse fuera del horario laboral.

Además, si son los empleados, en vez de los directivos o los managers los que pueden decidir las competencias que quieren aprender, las aprenderán con mayor rapidez y facilidad. Un enfoque autodirigido también contribuye al deseo de los empleados de controlar más sus carreras profesionales. De esta manera, el aprendizaje revierte positivamente en la experiencia del empleado.

Competencias de los empleados

Motivar a los empleados con las nuevas tecnologías para potenciar el desarrollo de sus competencias

En cualquier cambio, ya se refiera a avances tecnológicos o a restructuraciones empresariales, las empresas deben recordar a los empleados el motivo por el que se llevan a cabo los cambios e integrar la nueva visión de la empresa con los cargos y las necesidades de cada empleado.

Al repetir la forma en que los cambios tecnológicos van a beneficiar a los empleados, y al darles la libertad de alinear sus objetivos y aspiraciones personales con las necesidades de la empresa, podrás resurgir de la transformación digital con más fuerza y agilidad que nunca.

Las competencias de las personas serán las que representen la nueva actualidad digital como contrapartida de estos tiempos turbulentos que han traído la rápida evolución del lugar de trabajo. Considera los cambios trascendentales que estamos (y seguiremos) viviendo como el resultado de la pandemia mundial, el crecimiento tecnológico exponencial y la influencia de la Generación Z. Ahora más que nunca, las empresas necesitan ayudar a que su personal desarrolle competencias que les potencien para responder y adaptarse rápido a los nuevos entornos.

Conclusión

Un informe de McKinsey estima que, para 2030, entre 400 y 800 millones de empleados de todo el mundo perderán sus puestos de trabajo debido a la robotización. Las competencias técnicas de hoy irán muriendo con cada vez mayor celeridad e, incluso, hay expertos que estiman su esperanza de vida en apenas dos o tres años. Precisamente por eso, invertir en las habilidades de las personas resulta tan importante, y aplicarlo a los líderes de nuestra empresa garantizará el camino colectivo al éxito. En la nueva economía de competencias, las de las personas mandan.

Priorizar la enseñanza de competencias de las personas, como la amabilidad o la resiliencia, nunca se había considerado más importante para la plantilla moderna del teletrabajo. Estas son las competencias esenciales para nuestros líderes en tiempos de cambios bajo presión y constantes. Liderar con empatía requiere de decisiones prudentes y, me atrevería a decir, difíciles, en las que hay que priorizar a las personas por encima de todo.