habilidades

Se estima que para 2025 85 millones de puestos de trabajo queden desplazados por las máquinas, al tiempo que surgirán 97 millones de nuevos puestos, que se adaptarán más a la nueva división entre humanos, máquinas y algoritmos.  Parece posible que los trabajadores de todo el mundo, con el fin de seguir el ritmo de la tecnología emergente, tengan que cambiar de categoría profesional. La pandemia de la COVID-19 no solo ha acelerado esta tendencia al obligarnos a todos a depender de las tecnologías del siglo 21 (inteligencia artificial, internet de las cosas, redes sociales, plataformas de aprendizaje virtual, realidad virtual y aumentada, drones, impresión en 3D y más) si queríamos seguir sanos y transformar las economías en esta época sin precedentes. Parece importante que, en medio de tanto cambio, las empresas concentren su tiempo, energía y recursos en programas de reciclaje y perfeccionamiento profesional que permitan a sus empleados cambiar de funciones constantemente de forma que puedan adaptarse satisfactoriamente a los requisitos del mundo laboral actual.

La mayoría de las empresas ya invierten tiempo y dinero en estos esfuerzos, pero el reciente informe de Cornerstone HCI New Skilling report (Nuevo informe de habilidades del instituto HCI) reveló una oportunidad para mejorar la eficiencia. Los investigadores descubrieron que las empresas de alto rendimiento (HPO, por su significado en inglés) se centran en el reciclaje y el perfeccionamiento profesional, y suelen hacer un análisis introspectivo para identificar las habilidades que deben priorizar. Por ejemplo, deberían examinar la estrategia de negocio de su empresa o hablar con sus empleados y encargados para encontrar qué habilidades faltan. Este método, aunque ayude y sea bueno aplicarlo, puede complementarse echando un vistazo, no solo al interior, si no también a las tendencias externas. 

Las empresas también deben mirar hacia fuera, con el objetivo de obtener una perspectiva más holística de las habilidades necesarias para priorizar los esfuerzos de desarrollo de los empleados: Consultar a expertos, dirigir investigaciones y analizar los avances o puntos de vista del sector para localizar las habilidades que faltan y lo que se necesita. Este paso extra también contribuirá a que los empresarios sean más estratégicos en la planificación de la plantilla, aportándoles una mejor idea sobre la forma en que deberían invertir su tiempo, dinero y esfuerzos en programas de reciclaje o perfeccionamiento profesional. 

Búsqueda interna y externa de vacíos en las habilidades 

El informe sobre nuevas habilidades del HCI de Cornerstone descubrió que el 83 % de las empresas depende de la información que los gerentes y encargados de equipos les proporcionen directamente para identificar vacíos en las habilidades. Otro 67 % depende directamente de la información de contribuidores individuales con la que identificar las habilidades que necesitan sus empleados (tanto ahora como en el futuro). Estos mensajes, aunque son efectivos, solo revelan una parte del cuadro porque solo señalan deficiencias de habilidades o necesidades específicas de la plantilla. Un enfoque interno suele conducir a una estrategia de desarrollo de habilidades más reactiva que proactiva, que es la que atiende a las tendencias emergentes del sector.

Las empresas, para identificar las habilidades que faltan deben escanear su entorno y sector externo en busca de las tendencias en desarrollo o las nuevas, las habilidades necesarias para el panorama de su negocio. A veces, apenas se sabe lo que falta en una empresa hasta que no se ve en otro lugar, un competidor, por ejemplo. No cabe duda de que las empresas pueden conseguir mayores perspectivas analizando una amplia variedad de fuentes, como publicaciones comerciales o actualizaciones de empresas profesionales. 

Al acceder e incorporar datos de una mayor variedad de fuentes, las empresas pueden entender mejor las necesidades futuras, anticipar vacíos inminentes de habilidades que pueden abordarse anticipadamente y ajustar los esfuerzos de trabajo y prestación de servicios de forma acorde. Y, según los hallazgos del informe del HCI, las empresas que hacen uso de más recursos de información para entender las habilidades que pueden faltarles informan de mayores resultados de talento y comerciales, y muestran mejor preparación para el futuro.

Dos pasos para el éxito de las habilidades del futuro

Conforme las empresas replantean su enfoque para prepararse de cara al futuro haciendo esfuerzos de reciclaje y perfeccionamiento profesional, proponemos aquí dos ideas a tener en cuenta al planificar estos programas: 

  • Aprovecha el buen hacer de la planificación clásica de la fuerza laboral. En el caso de las empresas que ya actúan así oficialmente, deberían incluir esta planificación en su estrategia de reciclaje o perfeccionamiento profesional, y utilizarla al planificar o conducir estos esfuerzos. 
  • Obtén datos de fuentes internas y externas que te informen sobre la planificación y la ejecución, cuantas más, mejor. 

Las empresas y sus encargados de trabajo y prestación de servicios deben asegurarse de que no se olvidan de mirar más allá de sus cuatro paredes y de que examinan las fuerzas externas a su alrededor con el fin de garantizar el éxito de sus esfuerzos de perfeccionamiento profesional, reciclaje y aprendizaje de nuevas habilidades; en caso contrario, puede que ni la excelencia en los esfuerzos internos se alineen con los cambios externos mayores.

Si quieres saber más acerca de la encuesta del instituto HCI de Cornerstone y sobre la forma en que las empresas pueden emplear sus hallazgos para informarse o actualizar sus esfuerzos de desarrollo de las habilidades existentes, haz clic aquí para descargarte y leer el informe completo.