Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial y Big Data

La sinergia entre la Inteligencia Artificial y el Big Data ya es una realidad que afecta tanto a la industria como a las empresas y a la sociedad. La cuarta revolución industrial ha dejado de augurar transformaciones para pasar a ser la plataforma neurálgica de la evolución digital.

Recientemente, la revista Forbes anunció la expansión de la presencia de la IA, lo que también corrobora los informes de la consultora norteamericana Gartner, que afirma que el 25 % de empresas ya implementan herramientas relacionadas con la IA.

Trascendencia de la Inteligencia Artificial y Big Data

Las máquinas se están desarrollando a gran velocidad y funciones como el reconocimiento de voz en el caso de los chatbots son ya ampliamente aprovechadas. El avance de estas tecnologías se basa en el deep learning que, a su vez, se fundamenta en la recopilación de enormes cantidades de datos. Este aprendizaje profundo sustituirá al tradicional aprendizaje automático (machine learning).

Dicha información debe ser procesada competentemente para poder hallar algoritmos que hagan más fáciles los reconocimientos de patrones y la modelización de datos.

Igualmente, podemos destacar el hecho de que tales datos también son imprescindibles para mejorar predicciones empresariales y optimizar los procesos de toma de decisiones. Cuantos más datos posean las empresas, más fácil les será generar perfiles específicos para personalizar productos y servicios. Podemos afirmar que se trata de prever el comportamiento humano para anticipar eficientes baterías de respuestas.

No hay duda de que son los macrodatos los que ayudan a planificar mejor y dinamizar las operaciones. Este factor puede implicar un desarrollo más coherente y ordenado que incluya prácticas sostenibles, respeto medioambiental y ahorro de recursos y energía basado en un mayor rendimiento de los sistemas.

En definitiva, los expertos afirman que la inteligencia computacional y los macrodatos se retroalimentan. Son interdependientes en el avance conjunto de estas ciencias de la computación.

El Libro Blanco de la Inteligencia Artificial y la Inteligencia de Datos

Se trata de un código ético que analizará el contexto social, jurídico y ético del empleo de estas nuevas tecnologías en empresas y organismos tanto de carácter público como privado. En este sentido, se hace necesario establecer un compendio de buenas prácticas que defina un marco legal para el empleo de los datos generados.

Este documento se engloba en la iniciativa Estrategia Digital para una España Inteligente 2025, que pretende establecer guías y pautas adecuadas a la utilización de datos dentro del fenómeno de la Inteligencia Artificial.

Como puedes observar, la Inteligencia Artificial y el Big Data abren un mundo de posibilidades apoyado en el análisis de la información y en la predicción a partir de las conclusiones extraídas. Es trascendente afrontar estos retos con pautas firmes para que los procesos de implementación sean transparentes y seguros y sus consecuencias positivas para la industria, el conjunto empresarial y el usuario.