Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial nos ayuda a que nuestra empresa tenga las habilidades necesarias para reforzar el éxito en el nuevo entorno socio-laboral.

Pasamos de los reactivos “reskilling” y “upskilling” a apoyarnos en la tecnología para crear estrategias de definición y validación de las habilidades que se van a necesitar en un futuro cercano, un nuevo entorno laboral tecnificado y con robots realizando ya numerosas actividades.

Ventajas tanto para candidato y empleado, como para la empresa

  • Estrategia de identificación de habilidades que faltan en la empresa, cómo mapearlas y como etiquetarlas.
  • Búsqueda avanzada de candidatos basadas en las habilidades que faltan en la empresa. Y para los candidatos búsqueda avanzada de trabajos basados en sus habilidades.
  • On Board con las habilidades que faltan a los candidatos.
  • Etiquetado automático de habilidades.
  • Acciones inteligentes de desarrollo basadas en habilidades
  • Trayectoria profesional a medida, diseñar tu propia carrera a través del aprendizaje.

El sistema inteligente de Cornerstone permite tomar las palabras claves que un candidato o un empleado tiene en su CV y agregarlas al sistema, así como agregar manualmente aquellas que consideremos interesantes (por supuesto, como siempre, podemos crear los workflows de aprobación que consideremos oportuno).

El robot puede intervenir de diferentes maneras

  • Ayudando al reclutador en la búsqueda de talento por habilidades clave, bien sea talento externo o interno (si planteamos movilidad interna).
  • Mapeando las habilidades con contenido y proponiendo al empleado las actividades de aprendizaje necesarias para ir reforzando las habilidades que se identifiquen como más débiles.
  • Mostrando la trayectoria profesional que el empleado puede recorrer en el futuro con sus habilidades y conocimientos, apoyado siempre con el contenido formativo adecuado.

En definitiva: la inteligencia artificial nos ayuda a usar bien los datos de nuestros empleados y candidatos, favorece el análisis predictivo para identificar los tipos de trabajos que vamos a necesitar en el futuro y nos permite ser muchos más estratégicos en la captación del talento externo y desarrollando el interno.

Como Recursos Humanos tenemos que agilizarnos, ser digitales, adaptarnos al cambio porque el cambio no espera por nosotros. Ser estratégicos, pensar, entender cómo podemos adelantarnos a este cambio. Y acostumbrarnos a la incertidumbre, al cambio permanente.

La inteligencia artificial, el mundo de los robots, el machine learning, ya no es el futuro. Es el presente. Usándolos bien, el mundo de los Recursos Humanos puede ser estratégico y tomar decisiones que impacten al negocio.