Los RRHH avanzan a pasos agigantados en el plano tecnológico cada día. Esperamos una aceleración creciente en todos los ámbitos, desde el reclutamiento, hasta el desarrollo y la remuneración. Los servicios de soporte se van a automatizar con rapidez mediante la navegación por voz, veremos cómo la realidad aumentada será un hecho en el espacio laboral, contaremos con un entorno de aprendizaje global donde los robots observen nuestro comportamiento y de manera proactiva nos recomienden alguna acción que mejorará la experiencia de aprendizaje…por ello es fundamental que entendamos en qué punto de la digitalización en RRHH nos encontramos ahora mismo.

Todo esto produce vértigo y la inevitable pregunta ¿Acabarán las máquinas por sustituir a las personas? Esa es una cuestión muy futurista. A día de hoy, tenemos claro la ayuda que nos están prestando, un soporte en el que las nuevas tecnologías no eliminan puestos, sino que ayudan a los trabajadores a economizar su tiempo para que puedan centrarse en lo que realmente importa.

Actualmente la digitalización en RRHH la aplicamos en:

  • Tareas informativas.
  • Procesos administrativos.
  • Procesamiento o recuperación de datos.
  • Otra variedad de funciones menos específicas que las anteriores.
No debemos ver la tecnología como una enemiga, sino como una aliada que nos ayudará a agilizar los procesos de todos los equipos

Por lo que las personas, siguen siendo indispensables en lo que se refiere a gestión, asesoría o toma de decisiones. No debemos ver los avances tecnológicos como una amenaza, sino como una evolución.

La automatización robótica de procesos (ARP) automatiza las tareas que tienen que ver con los datos Esta automatización crea un valor increíble para la IA al conseguir mayor consistencia en los mismos y ahorrar tiempo y esfuerzo a los profesionales de los RRHH.

Reclutamiento y selección digitales

Mucho se está hablando de la necesidad de adaptarse a los cambios, de encontrar perfiles con habilidades nuevas para que las empresas puedan seguir avanzando. Si nos centramos, por tanto, en el reclutamiento y la selección vemos cómo los robots hacen de esta tarea algo sencillo, rápido y preciso.

Gracias a la digitalización en RRHH, es posible escanear los medios de comunicación de masas e identificar al perfil deseado entre miles de datos. También se puede agilizar el upskilling en nuestros equipos, comparando las capacidades que tienen con las que se han evidenciado como importantes en miles de empresas de éxito (con Cornerstone tienes acceso a las capacidades de más de 53.000 empresas de éxito, de muy distintos tamaños y sectores industriales).

En concreto, la inteligencia artificial (IA) puede ayudarnos a hacer comprensibles algunos conceptos de RR.HH. (habilidades, trabajos, perfiles, carreras profesionales, departamentos, aprendizaje y desarrollo…) y su relación (las habilidades en un CV y el grado de dominio, las habilidades según los puestos, la relación entre el aprendizaje y los caminos profesionales, o las carreras profesionales en determinados departamentos…). 

Gracias a la automatización en los procesos de búsqueda y selección de personal, será mucho más sencillo identificar a la persona con el perfil que deseamos

Formación y desarrollo automatizado y personalizado

En ese intento de los empleados por actualizarse, reciclarse, progresar con los tiempos los planes de formación son muy importantes. No vale el mítico “café para todos”. Cada persona es diferente, tiene un ritmo de aprendizaje diferente, unas circunstancias una carrera profesional, y unos objetivos concretos. Por ello el contenido formativo debe ajustarse a las necesidades de cada uno y esto es posible gracias al machine learning.

Experiencia del empleado

Las empresas las forman las personas, por ello es importante que los equipos estén motivados, se sientan bien en su trabajo. Esto no sólo se consigue con incentivos, sino facilitando su día a día. ¿Cómo?

  • Ayudándoles a que sean más autónomos gracias a un portal del empleado.
  • Fomentando que automaticen procesos que les quitan tiempo y les dan dolor de cabeza.
  • Facilitándoles datos actualizados con los que trabajar.

De esta forma se creará un buen clima laboral que se verá reflejado en el trabajo del día a día y en los resultados a nivel empresarial (en este post te damos todas las claves para gestionar de la manera más eficaz la experiencia de tus equipos).