covid

Mediante una variedad de esfuerzos realizados por los RR. HH., la «nueva normalidad» de 2020 ha proporcionado a los profesionales de este sector la oportunidad de ser creativos con las estrategias con las que impulsar la moral de los empleados. El último reto de los RR. HH., las vacaciones, tradicionalmente un periodo de celebración y fiesta por el final del año. 

Al igual que ha ocurrido con la mayoría de reuniones sociales del año, la fiesta de vacaciones de la oficina será distinta en 2020. Pero eso no significa necesariamente que haya que abrir otra sesión de Zoom. Aquí van algunas ideas a tener en cuenta a la hora de planificar tu fiesta de vacaciones de la oficina manteniendo la distancia social, o para decidir si se llevará a cabo o no: 

  • ¿Por qué das una fiesta? Antes de que te lances con la idea, asegúrate de haber identificado los objetivos de la fiesta de vacaciones. Si quieres proporcionar una sensación de normalidad, quizás deberías ceñirte a algunas tradiciones empresariales auténticas y comprobadas. Si hace poco que has contratado empleados, querrás organizar actividades mezclándolos para estrechar lazos. 
  • ¿Será presencial o en línea? Por su puesto, lo primero que hay que tener en cuenta es si esta sesión festiva será innovadora al tener lugar en casa. Esto dependerá en gran medida de la localización geográfica, quizás haya que considerar la cantidad de niveles necesarios para que los empleados se diviertan. Aparte del ambiente, muchas empresas han descubierto formas creativas para albergar reuniones externas seguras y divertidas.  
  • Gestión de horarios en 2020. La fiesta de vacaciones necesita, como siempre, cuadrar con los horarios de todos. Si tú o tus empleados habéis tenido problemas para encontrar una canguro, quizá sea mejor celebrar la fiesta en horario laboral. 
  • Concentración en la atracción principal. Ya sea en persona o a través de Zoom, intenta encontrar algo en lo que se puedan centrar tus empleados, en vez de que estén hablando sobre cualquier cosa. Quizás se traduzca en realizar algo (cócteles, galletas, etc.), ir de excursión, hacer una cata, intercambiar regalos o, simplemente, jugar. Asegúrate de que no se trate de ponerse al día únicamente. 

Construcción de un lugar de trabajo más humano

Subir la moral de los empleados en estas vacaciones resulta más importante que nunca, si celebrar una fiesta de vacaciones es una tradición de la empresa, puede suponer una gran oportunidad para levantar el ánimo del equipo. El bienestar de los empleados no solo impulsa el rendimiento organizativo a corto plazo, sino que también contribuye a crear un lugar de trabajo más humano, algo que aumenta en importancia para las empresas que quieran atraer el mejor talento a largo plazo.

Si quieres leer más sobre la forma en que las empresas se adaptan a la nueva normalidad, échale un vistazo a esta entrevista al encargado de estrategia y marketing de Cornerstone, Heidi Spirgi, y a la líder intelectual de recursos humanos RR. HH. y presentadora del podcast sobre la misma especialidad de PunkRock, Laurie Ruettimann.