Problemas a los que se enfrenta un director de Recursos Humanos

Actualmente vivimos en un entorno VUCA que ha obligado a los departamentos de Recursos Humanos a afrontar una serie de problemas. Además, ha impulsado el trabajo en la transformación cultural de las empresas para adaptarse a los cambios con rapidez y efectividad. Para que esa transformación sea un éxito debes tener en cuenta 5 aspectos clave. Te los contamos.

¿Qué es lo más importante para que un director de Recursos Humanos consiga resolver los problemas actuales?

Si algo tienen claro los directores de Recursos Humanos, es que para lograr el máximo desarrollo de sus equipos deben invertir en las personas. Las personas son el motor de toda organización, hay que cuidarlas, incentivarlas y ayudarlas en su desarrollo profesional para que logren alcanzar el éxito personal que tendrá su reflejo en el plano empresarial.

La teoría puede parecer sencilla, bastaría un poco de sentido común para ponerla en práctica, pero la realidad es que ese camino hacia el éxito está lleno de dificultades. Son muchos los aspectos que un director de Recursos Humanos debe tener en cuenta en la nueva estrategia corporativa y pasar alguno por alto podría implicar la fuga de talento que tanto nos ha costado conseguir.

El distanciamiento que ha provocado el COVID ha potenciado diversos problemas en Recursos Humanos
El distanciamiento que ha supuesto el COVID ha conllevado que fomentar el compromiso con la empresa sea más complicado

El efecto de la COVID en los lazos afectivos

La COVID- 19 nos ha obligado a adaptarnos a una situación laboral antes impensable; llevamos mucho tiempo teletrabajando, los equipos han perdido parte de la relación fluida que provoca el trabajar codo con codo, los lazos afectivos que se forjan en la hora del café se han ido disipando…y ahora que retomamos nuestros puestos en la oficina, son muchos los que deciden cambiar de trabajo, buscar nuevos horizontes.

Una encuesta realizada por Microsoft en 2021 muestra que un 41% de los trabajadores en EE.UU. está valorando dejar su actual trabajo antes de que finalice el año y el 46% ve factible un cambio ahora que es más fácil trabajar en remoto. Esto, sin duda, puede generar grandes problemas a nivel de Recursos Humanos.

Por ello, hemos creado una lista con los problemas más comunes que los directores de Recursos Humanos deben tener en cuenta para afrontar la situación actual y salir de la misma con los equipos reforzados.

Estas son los 5 problemas más frecuentes a los que se enfrenta un director de Recursos Humanos

1. Falta de comunicación.

Las personas necesitan ser escuchadas y está en la mano de los responsables de Recursos Humanos reducir la preocupación del empleado atendiendo, en la medida de lo posible, las circunstancias de cada uno.

La pandemia ha dejado situaciones complicadas a nivel personal, así como diversos problemas a nivel de Recursos Humanos y empresarial. A medida que los empleados leen sobre ERTES, ERES…necesitan saber que todo va bien, que la empresa es solvente y que su puesto no corre peligro.

A través de la escucha activa y de los datos de que disponen los directores, se debe crear un espacio en el que todos participen plenamente y se sigan sintiendo parte de la compañía. En este sentido, la comunicación interna se ha convertido un recurso muy interesante y prioritario para informar de manera fidedigna.  

Si se realizan reuniones informales con cierta frecuencia, los empleados se sentirán escuchados y se creará una mayor conexión con el manager al saber que en cualquier momento pueden contar con él para trasladarle sus preocupaciones, dudas… Lo que se traducirá en un ambiente de trabajo más sano y productivo, así como en un mayor sentido de pertenencia a la organización.

Un manager que sepa comprometer equipos es fundamental para retener el talento
Un manager que sepa comprometer a los equipos de manera eficaz es fundamental para que todos los miembros se sientan integrados, y con ganas de aportar y crecer en la empresa.

¿Cómo podemos fomentar la cultura de empresa en las contrataciones online?

En un estudio llevado a cabo por TINYpulse muestra cómo las personas que se contratan de forma online tienen más dificultades para familiarizarse con la cultura empresarial por ello, la vuelta a un entorno laboral, en la mayoría de los casos híbrido, es interesante para buscar un acercamiento entre los responsables y sus equipos y estrechar lazos entre compañeros.

Los managers con buenas habilidades interpersonales motivan y comprometen a sus equipos de manera más eficaz. Es importante incentivar a las personas, creando un vínculo más humano. Muchos managers tienen la sensación de que carecen de estas habilidades, siendo liderazgo y comunicación, las más solicitadas por los empleados, ya que se refieren a la priorización de las «habilidades interpersonales», por lo que es preciso potenciarlas para crear un buen ambiente de trabajo.

2. No se invierte lo suficiente en formación.

Al invertir recursos en la formación del empleado, éste adquiere nuevas habilidades para cumplir con las exigencias del trabajo actual en constante evolución. A medida que la incertidumbre ocasionada por la pandemia de la COVID-19 se disipa y los empleados se plantean buscar nuevos trabajos, su prioridad es el desarrollo de sus carreras profesionales.

El 80 % de los empleados que se plantean dejar su puesto de trabajo, decían estar preocupados por impulsar su carrera profesional; mientras que el 72 % afirma que la pandemia les había hecho replantearse su abanico de habilidades.

La clave para solucionar los problemas en Recursos Humanos, está en potenciar las habilidades

Los empresarios, si quieren que sus empleados permanezcan en la empresa, tienen que priorizar mucho más el crecimiento de habilidades. Los managers tienen que implicarse más en el aprendizaje. Cuando los empleados comparten cuáles son las habilidades que quieren aprender, así como sus aspiraciones a corto y largo plazo, los managers pueden ayudarles a crear un plan de desarrollo personalizado que se adecúe con sus intereses y objetivos, siempre acompañándolos en el camino.

Potenciar el desarrollo de habilidades es fundamental para evitar problemas de Recursos Humanos
El crecimiento de habilidades, la formación, es imprescindible si queremos ofrecer una oferta atractiva a nuestros equipos para que se queden con nosotros

Una encuesta realizada por Degreed and Harvard Business Publishing Corporate Learning exponía que el 22% de los trabajadores, es decir, 1 de cada 5 afirmaban que sus managers no fomentan su formación ni les permitían que aprendieran y apenas un 17% comentaba que sus managers les ayudaban a desarrollarse.

Los empleados deben reciclarse y adaptarse rápido a los cambios. Las empresas con plantillas ágiles estarán mejor equipadas para responder ante imprevistos con los clientes o en el mercado y los managers deben implicarse en ese aprendizaje ¿cómo? de forma colaborativa.

Ojo con la gestión de las expectativas

Alinear expectativas individuales y las estrategias empresariales con los planes de formación y desarrollo puede mejorar la eficacia de cada uno. Cuanto más colaboren los departamentos entre sí, los responsables de RR. HH. contarán con más información acerca de la plantilla, lo que necesita, y sus puntos fuertes y áreas a mejorar. A mayor responsabilidad, mayor implicación de todas las partes interesadas de una empresa, para garantizar una asociación satisfactoria entre el trabajo, la prestación de servicios y la estrategia general de la empresa.

3. Otro gran problema en Recursos Humanos: la ausencia de responsabilidades en los equipos

Un estudio del Boston Consulting Group descubrió que ha aumentado el número de empresas que intentan quitarse de encima todos los roles de gestión. Esto se deba a que los equipos resultan más productivos, innovadores y ágiles cuando tienen autonomía propia. La solución no debería consistir en eliminarlos, sino en dar más responsabilidades a las personas.

Aumentar la responsabilidad es crucial para que las personas se sientan valoradas. A un empleado desinteresado le será más fácil dar lo justo si se sustituyen las reuniones vis a vis. Esto resulta doblemente cierto cuando ese empleado sabe que no tendrá que rendir cuentas con su manager hasta el periodo de revisiones. Al estipularse márgenes de tiempo inferiores y menor formalidad, se puede desarrollar una imagen más nítida de la responsabilidad y del compromiso de cada empleado que ayuden a motivarle a tiempo, para conseguir que se sienta motivado.

La promoción es una forma de retención muy eficaz
Los ascensos y aumentos de responsabilidades son un buen método para favorecer la retención del talento

¿Cómo puede ayudar la asunción de riesgos a favorecer la cultura laboral?

Incentivar que se asuman riesgos promueve una cultura laboral de adaptación. Arriesgarse (incluso los riesgos calculados) y equivocarse era sinónimo de fracaso en vez de considerarlo como oportunidades para mejorar y aprender lo que funciona y lo que no. Los empresarios deberían invertir más en la formación de los empleados y animarlos a arriesgarse.

Es más fácil que los empleados que suelen salir de la zona de confort mediante el aprendizaje y desarrollo de habilidades nuevas, o que trabajan con proyectos desafiantes, cooperen en caso de situaciones de incertidumbre. Incentivar la formación tendrá como resultado que las personas estén al día. Además, desarrollarán sus habilidades y mejorarán tanto sus carreras profesionales como los beneficios de la empresa.

4. No se percibe el potencial real de las reuniones:

Estas conversaciones periódicas que venimos promoviendo entre managers y empleados pueden ser más accesibles y significativas si se cuenta con herramientas y formación para llevarlas a cabo. Al mantener reuniones más frecuentes, también es posible conseguir más datos. Esto puede ayudar a identificar y eliminar sesgos en la forma de evaluar y compensar a los empleados.

El 69 % de los empleados afirma que trabajarían más si sintiera que se reconocen sus esfuerzos. El reconocimiento es el camino principal para inspirar un gran trabajo. ¿Cuánto dura la sensación de reconocimiento? No demasiado, seguro que no dura más de un año. Cambiar las reuniones anuales por otras periódicas o informales puede suponer reconocimiento y aumento del compromiso. 

5. No se tiene en cuenta la tecnología.

Las primeras fases de la pandemia cambiaron, para bien o para mal, la forma de trabajar y comunicarse de los empleados. Aunque hayas leído, o incluso experimentado el famoso agotamiento por video llamadas, quizás hayas descubierto que las nuevas herramientas de comunicación que se han utilizado para llevar el trabajo a casa, han aportado una amplia gama de beneficios. 

La importancia de contar con nuevas herramientas

Aunque en el 2020 te hayas conectado a nuevas plataformas, las empresas habían facilitado durante años más canales de comunicación. La única diferencia consiste en que, en vez de bastar con echarles un vistazo o utilizarlas, los empleados dependen de ellas. A medida que estas plataformas se entrelazan con mayor arraigo, la nueva normalidad va a proporcionar comunicaciones más fluidas y precisas a las empresas

La implementación de nuevas herramientas en Recursos Humanos facilitará unas comunicaciones más fluidas
La implantación de nuevas herramientas en Recursos Humanos va a facilitar unas comunicaciones más fluidas, así como una mejor evaluación de la gestión del desempeño

Los Recursos Humanos están creando programas nuevos que abarcan desde las comunicaciones hasta la gestión del desempeño, para facilitar las conversaciones, incentivar la conexión y crear compromiso, obteniendo a menudo unos resultados sobresalientes.

Si has invertido en plataformas de talento es preciso aumentar el compromiso con las mismas, una buena gestión del cambio, se presenta como algo imprescindible para que toda la estrategia fluya con los nuevos sistemas.

Conclusión:

Una encuesta reciente, que se titula «The Revolution is Now: New-Skill Your Workforce to Catalyze Change” («La Revolución es ahora: Da nuevas habilidades a tu plantilla para catalizar el cambio») y que llevaron a cabo el Cornerstone People Research Lab (CPRL) y el instituto de capital humano Human Capital Institute (HCI), descubrió que apenas el 55 % de las empresas consideran que sus programas de trabajo y prestación de servicios están alineados con la estrategia global de sus empresas.

Es importante tratar de remar en la misma dirección, y en este sentido, los directores de Recursos Humanos pueden marcar el rumbo de los equipos para que experimenten un desarrollo profesional en sintonía con los objetivos empresariales. Para lograr este propósito común, es necesario escuchar y motivar a las personas sin olvidar el papel tan importante que juega la tecnología en todos los sentidos. Esto nos podrá ayudar en la toma de decisiones, a optimizar el trabajo y en otros muchos aspectos cruciales para alcanzar el máximo rendimiento personal y organizativo.