Los datos como clave para impulsar la carrera profesional

«¿Qué quieres ser de mayor?» Esta es la primera experiencia que solemos tener con nuestra carrera profesional. Como futuros trabajadores, respondíamos a la pregunta con profesiones como veterinario, atleta famoso, princesa, médico o Batman. Ahora, como profesionales de los RR.HH., tenemos la oportunidad de dirigirnos a las personas de nuestra empresa y hacer que dejen volar la imaginación para poder ayudarles a impulsar su carrera profesional.

Aunque las pruebas de aptitud se hayan complicado y ya no consistan en una sola pregunta, (ahora incluyen matices específicos como: «¿Qué prefieres ser: bombero, trabajador social o investigador?», o preguntas orientadas a la personalidad como: «¿Te gusta resolver problemas de lógica o los retos más creativos?» ), estas cuestiones quedan obsoletas desde el minuto en que uno se incorpora a la plantilla. Entonces, se nos define mediante el mero título de un cargo y por lo que los demás opinen de ese puesto.

La mayoría de nosotros nos dedicamos a cosas que los niños no han oído jamás porque, cuando se inicia una carrera profesional, el camino a tomar depende del desarrollo de las habilidades y de las oportunidades de crecimiento a disposición de cada uno.

Potenciar el desarrollo e impulsar la carrera profesional de nuestros equipos

El desarrollo de las carreras profesionales se centra, con demasiada frecuencia, en un conjunto de habilidades y en escasas conversaciones sobre el crecimiento. Los empleados de hoy en día nos informan de una falta de claridad en sus oportunidades para hacer carrera profesional y son francos sobre lo que quieren para aumentar las habilidades vinculadas a su desarrollo. Pero, gracias a los datos dinámicos del empleado, los líderes de RR.HH. tienen la oportunidad de cambiarlo.

Impulsar la carrera profesional es posible gracias al uso de datos en RRHH
Los profesionales se quejan de falta de claridad en sus oportunidades de desarrollo profesional. Los datos nos pueden ayudar a arrojar luz sobre las dudas que puedan surgir

Los datos y los análisis ya han transformado los procesos principales, desde el reclutamiento a la gestión del rendimiento. El siguiente paso consiste en poner estos datos en manos de la plantilla, devolverles el control de su carrera profesional.

Cuando las personas pueden contextualizar sus habilidades dentro de las oportunidades laborales y conectarlas con la formación que necesitan para integrarlas a sus objetivos laborales, se les ayuda a crecer.

Invertir en el desarrollo laboral crea una plantilla más fuerte

Facilitar a la plantilla una experiencia que pruebe que se invierte en el desarrollo de la carrera laboral depende de una cosa: Las habilidades.

La jerarquía laboral tradicional está desapareciendo. Las habilidades suponen lentes mucho más dinámicas a través de las que podemos reconocer capacidades holísticas de cada empleado.

¿Cómo nos pueden ayudar los datos?

Si se observan los datos de todo, desde las habilidades técnicas como marketing, ventas, etc. hasta las habilidades interpersonales como comunicación, empatía, resiliencia, etc, se pueden comprender las necesidades de la plantilla y de la empresa. Y, si se aplica a este conjunto de datos, la inteligencia artificial se puede comprender la relación entre ambas. De esta manera, se aunarían empleados y futuros cargos, y se contribuiría al aprendizaje con el fin de cerrar brechas de habilidades.

El uso de estos datos proporciona una evaluación equilibrada de las habilidades de las que dispone cada empleado y de sus competencias.

Con esta nueva transparencia en las habilidades y el rendimiento, el desarrollo profesional, (el viaje del empleado hacia la evolución de sus habilidades en consonancia con una trayectoria hacia posibles cargos), puede convertirse en un esfuerzo conjunto entre la empresa y su plantilla.

El uso de datos en RRHH puede ser fundamental para ayudar a orientar a los profesionales
Gracias al uso de datos, combinado con el uso de IA, conseguiremos comprender las necesidades de la plantilla y de la empresa

Al compartir los datos de habilidades, la plantilla puede ajustar su desarrollo con las oportunidades futuras de la empresa y seguir rindiendo al máximo en su trabajo. Puede equilibrar de forma dinámica las habilidades de la plantilla con el objetivo de cumplir las necesidades cambiantes del sector.

Empoderar a los empleados con datos para que puedan impulsar su carrera

Como líder del talento, ya eres capaz de utilizar los datos que circulan alrededor de las habilidades y el rendimiento de los empleados con el fin de recomendar contenido formativo para que sigan desarrollándose y se cierren las brechas de habilidades. Y, si la plantilla también accede a estos datos y conocimientos, se puede mejorar la experiencia del desarrollo.

¿Cómo podemos mejorar la experiencia del empleado gracias a los datos?

Imagina, por ejemplo, que en tu empresa cuentas con un experto en datos con cinco años de experiencia. El siguiente paso en esa carrera consistirá en ocupar un cargo de analista del negocio; pero no quiere trabajar todo el día con el Excel. Le apasiona la educación y piensa que conseguiría más si pudiera enseñar en su próximo cargo. Puede que busque un trabajo fuera de la empresa.

Pero, si accede a los datos correctos, podría buscar primero en las distintas posibilidades laborales que ofrece tu empresa. A continuación, lo adecuado sería conseguir la formación que necesitaría para llegar hasta ahí. En vez de marcharse de la empresa, puede que descubra el puesto de director de producto. Esto le permitiría compartir a diario vídeos educativos con los clientes y mantener su formación con los datos.

Los datos pueden ayudar a la retención del talento en la empresa
Gracias a los datos podemos conseguir que un profesional de nuestra empresa siga encontrando oportunidades dentro de la misma, en lugar de buscarlas fuera

Cuando tu equipo tiene un conocimiento claro de las oportunidades de las que disponen, es más probable que siga siendo productivo y se motive mientras sigue avanzando en el viaje de impulsar su carrera profesional. Si un empleado percibe con facilidad que la empresa dispone de muchas vacantes para un puesto, confiará en que ese puesto se valora en la empresa y que le merece la pena seguir aprendiendo para conseguirlo (aunque tarde 6 meses o un año en lograrlo).

El papel fundamental de los equipos de gestión

Los líderes del talento y los directores siguen jugando un papel igual de importante y único en el proceso de desarrollo. Definir los procesos y facilitar que los empleados se desarrollen y accedan a programas que encajen con sus oportunidades laborales depende de ti.

Disponer, a día de hoy, de una perspectiva holística de todos los empleados y sus aspiraciones laborales no se puede redimensionar en una empresa.

Cuando los empleados pueden acceder a los datos sobre oportunidades laborales, no solo podrán continuar la exploración y crecimiento que quieren, sino que también obtendrán más autonomía para cambiar cuando lo necesiten.

Mejores datos sobre las personas se traducen en mayores posibilidades para impulsar su carrera profesional

Si se ofrece a la plantilla un camino laboral establecido y personalizado, sentirán que tienen capacidad para identificar la oportunidad en la que quieren trabajar, y captarán el apoyo que tú y otros directores les brindáis para que lo consigan.

El resultado es que habrá más empleados que identifiquen cargos futuros que encajen con sus habilidades. Utilizar datos de la plantilla para ayudarles a crecer les brinda la oportunidad de seguir desarrollando competencias nuevas que cuadren con sus intereses. Al tiempo, se cultiva un equipo de alto rendimiento comprometido y dispuesto a adoptar nuevas oportunidades.