teletrabajo

Cuando en marzo la pandemia del coronavirus cerró las oficinas, la mayoría de las personas creyeron que sería una interrupción breve. Entonces, las semanas se convirtieron en meses. A día de hoy, el virus sigue activo y, ahora, una creciente cantidad de empresas, como las tecnológicas Amazon, Uber, Airbnb y Slack vuelven a retrasar la vuelta a las oficinas hasta mediados de 2021.

Muchos líderes de empresa han empezado a plantearse preguntas como: ¿mis empleados necesitan realmente una oficina? ¿Deberíamos mantener el alquiler de la oficina? 

Aunque algunas empresas se plantean deshacerse de las oficinas, otras siguen esperando volver de alguna forma. Pero habiendo un 43 % de empleados con interés en trabajar más a menudo desde casa en Estados Unidos, por ejemplo, estas empresas deberían replantearse el propósito del espacio de la oficina. 

Como resultado, las oficinas se están volcando en opciones adicionales. Algunos están investigando nuevos modelos operativos cuando los empleados vuelvan eventualmente a la oficina, otros exploran los precios más reducidos que las grandes ciudades como Nueva York, ofrecen actualmente. Muchas no disponen de otra opción salvo mantener el espacio actual de la oficina puesto que los alquileres suelen realizarse por varios años.  

Mientras tanto, solo un porcentaje de empleados ha vuelto a la oficina. La mayoría de los edificios siguen sin utilizarse, vacíos, algo un poco escalofriante.

Si quieres empezar a planificar la vuelta al lugar del trabajo después de la pandemia, échale un vistazo a este artículo de ReWork del Director de Tecnología de Cornerstone, Mark Goldin, sobre consejos y conocimientos relacionados.