Resiliencia en el trabajo

Las personas no solemos aceptar bien los cambios. Tanto la automatización en el lugar de trabajo como la introducción de nuevos avances tecnológicos nos afectan. Actualmente las decisiones relativas a los planes de vuelta a la oficina y la necesidad de nuevas funciones con las que rellenar los huecos siguen avivando estos sentimientos de inestabilidad. El nerviosismo y la ansiedad de los empleados están aumentando en estos tiempos inciertos. Por ello, la resiliencia, y más aún en el lugar de trabajo, es una cualidad que se está tratando de fomentar lo máximo posible en estos tiempos.

¿Qué es lo que más preocupa actualmente a los trabajadores?

La encuesta sobre habilidades mundiales (The 2020 Cornerstone Global Research Report) realizada a 1000 empleados y 500 altos ejecutivos y managers de RR. HH. de todo el mundo mostraba que casi a la mitad de los trabajadores (47 %) le preocupa que sus funciones cambien significativamente en los próximos años.

  • Al 30 % de los empleados le afecta que ni siquiera se necesiten sus puestos de trabajo en el futuro.
  • La falta de confianza entre empleados es bastante común: al 21 % de los empleados le preocupa que la tecnicidad de sus funciones sea demasiado digital.
  • Al 20 % le afecta que otro candidato más cualificado cubra sus funciones.
  • El 18 % cree que su trabajo se automatizará con una máquina. 
La resiliencia en el trabajo debe estar cada día más presente
Un alto porcentaje de trabajadores posee diversos miedos sobre sus trabajos. Principalmente asusta pensar en lo prescindibles que puedan ser en un futuro y en la excesiva digitalización.

En medio de tanta incertidumbre, los líderes del talento se enfrentan al reto –y a la oportunidad– de garantizar que los empleados encuentren tiempo y motivación para aprender, sofocando así sus preocupaciones por el cambio de funciones y haciéndoles sentir valorados en el trabajo. Ambas son posibles a través de las iniciativas de perfeccionamiento profesional, reciclaje y aprendizaje de nuevas habilidades.

Pero no debemos olvidar que, con la mentalidad y las herramientas adecuadas, podemos dominar la situación y conseguir que funcionen en nuestro beneficio. Podemos trabajar hacia una realidad que no deje a nadie rezagado: ¿La clave? Trabajar hacia la adaptabilidad mediante la construcción de resiliencia emocional en el trabajo. 

¿A qué se refiere la resiliencia en el trabajo?

La resiliencia se suele utilizar intercambiándose con términos como coraje y perseverancia. Son similares pero las diferencias son importantes

Por ejemplo: Ser resiliente consiste en mucho más que en avanzar. Se refiere a la capacidad para recuperarse rápido ante las adversidades. La capacidad para responder al estrés de forma sana, de «saltar hacia delante». Integra una habilidad que nos ayuda a navegar en la tempestad, responder a la incertidumbre, recuperarnos de los contratiempos y reinventar lo desconocido. 

¿Por qué la resiliencia se muestra hoy tan importante?

Nuestra «vieja normalidad» progresaba sobre la eficiencia. Progresábamos conforme a la predictibilidad. Pero en el mundo complejo y exponencialmente cambiante en el que vivimos hoy, es raro que nuestros planes avancen conforme esperábamos. Intentar eliminar la variabilidad resulta una estrategia perdedora. No nos hace mejores ni más fuertes, sino frágiles. La resiliencia en el lugar de trabajo nos anima a abrazar el cambio en vez de centrar nuestras energías en refrenarlo o ignorarlo. La resiliencia nos permite avanzar incluso cuando no lo entendemos todo. Nos permite reinventar lo desconocido en vez de evitarlo. Algunos creen que la resiliencia puede incluso predecir el bienestarUna encuesta ha descubierto que la capacidad de resiliencia reducía los niveles medios de estrés al 37 %.

La resiliencia en el lugar de trabajo
La resiliencia va a estar cada vez más presente debido al mundo de constante cambio en el que vivimos, ¡debemos abrazarla en lugar de huir de ella!

Cómo crear resiliencia

Existen dos impulsores claves de la resiliencia en el trabajo:

  • El aprendizaje la fomenta. Hemos premiado durante demasiado tiempo la ausencia de defectos y la perfección a costa de la innovación y el crecimiento. Hemos reprimido la curiosidad. Debemos enmarcar y replantear la conversación sobre los errores y fallos con el objetivo de crear una cultura mentalizada en el crecimiento e incentivar a que todos aprendan de los retos. Y, a veces, necesitamos aprender a desaprender para «avanzar». La resiliencia en el trabajo crea habilidades y seguridad en uno mismo. Tus empleados, con habilidad y confianza en sí mismos, serán optimistas. Resulta más probable que avancen cuando se sientan optimistas porque no pierden de vista el premio: crecimiento, innovación y bienestar. 
Resiliencia en el trabajo
La formación es fundmental. Para poder avanzar, hay que aprender a desaprender.
  • Reconocimiento. El reconocimiento supone una necesidad humana básica. No debería guardarse para las ocasiones especiales. Cada individuo de tu empresa se merece recibir regularmente una palmadita en la espalda o reconocimiento en forma de agradecimiento. (Si no lo merecen, ¿por qué siguen en tu nómina?) El reconocimiento va más allá de las recompensas. Los comentarios son constructivos. Confirma lo que el empleado hace bien. Y, cuando se hacen un lío, los comentarios suponen un momento de aprendizaje. El reconocimiento no consiste en algo inventado por los millennials para forjar su confianza en sí mismos. Las personas de todas las generaciones y edades agradecen el reconocimiento cuando aportan valor añadido, actúan de manera productiva y alcanzan logros personales. Simplemente, ¡hazlo! Es necesario contribuir a que los empleados se sientan comprendidos. Los managers deben mantener conversaciones periódicas paras tratar objetivos personales y de crecimiento profesional. Es fundamental la creación de un efecto de pertenencia o la garantía de bienestar mediante programas de salud y bienestar.

¿Cómo podemos potenciar lo mejor de nuestros empleados a través de la resiliencia en el trabajo?

La innovación proactiva y la creatividad se producen cuando los empleados se sienten valorados, comprendidos y preparados. Si los líderes del talento tratan a los empleados como individuos únicos con distintos puntos fuertes y habilidades, y se acercan al aprendizaje y desarrollo de una forma más personalizada, ese sentido del bienestar se mantendrá y contribuirá a que los empleados crezcan y se adapten. 

Resiliencia en el trabajo
¡Trabajando juntos y apoyándonos conseguiremos potenciar y fomentar las habilidades de todo el equipo!

Esta estrategia no solo impulsa la moral del empleado, también supone un avance para la empresa. Cuando los empleados sienten apoyo y les entusiasma su trabajo, suelen explotar más sus habilidades, colaborar con los demás y alcanzar su potencial pleno. Esto no solo se refiere a los empleados actuales, también afecta a los futuros porque la cultura del aprendizaje puede atraer y retener al mejor talento. 

Trabajemos unidos para no dejar rezagada a ninguna persona. Vamos a enseñar a las personas a ser más resilientes y abrazar la adaptabilidad.

¿Qué conclusión podemos extraer de todo esto?

Encontrar el significado al trabajo no consiste únicamente en la forma de sobrevivir en tiempos difíciles o en evitar que el empleado se queme. Se trata de asegurarte de que tus empleados se sientan motivados para innovar, crear e impulsar a la empresa.

Aunque hablemos de tiempos difíciles, de nuevas normalidades (o próximas) o tiempos sin definir, encontrar el sentido al trabajo resulta primordial para el éxito de la empresa y el bienestar de los empleados. 

Si quieres más información sobre la forma en que las empresas vanguardistas innovan en la experiencia del empleado para afrontar el momento, descárgate nuestro informe “A License to Skill: Embracing the Reskilling Revolution» (Licencia para mejorar: Abraza la revolución del reciclaje).

Si lo que buscas son más recursos sobre construir resiliencia, consulta nuestra serie de capacidad mental del autor o ponente Liggy Webb que cubre los cinco ejercicios de «ejercitación mental», incluidos los consejos para fomentar una mente resiliente.